Hola, ¿qué tal?
Soy Sheila Díaz.

De Madrid de toda la vida, del Carabanchel de Manolito Gafotas con aroma a churros y música de chotis.

Me crie en lo 80, donde no había móviles y los niños jugábamos en las plazoletas con los tazos, saltábamos a la comba o intercambiábamos cromos hasta que llegaba la hora de ver Oliver y Benji.

Empecé estudiando la carrera de sociología y pronto me di cuenta que mi vocación era la imagen personal y el coaching.

He tenido la gran suerte de poder dedicarme a lo que me apasiona desde hace más de 10 años trabajando en puestos de coordinación, ventas y formación dentro de multinacionales del retail e Institutos de Belleza… Lo que más me llena el corazón es mi labor como voluntaria poniendo mi granito de arena para ayudar a las mujeres que más lo necesitan.

Emprendedora, amante de la imagen personal, adicta a los cosméticos, deportista, «disfrutona» y experta en autoestima y belleza. Llegue a tener un sobrepeso de más de veinte kilos por “comerme mis emociones“ y estar esclava de unos hábitos que solo consumían mi amor propio.  Sé de sobra lo que es verse mal ante el espejo y sentirse frustrada y sin confianza.  

Además, emprendí en dos negocios, una peluquería y un centro de belleza que no funcionaron. Los errores que cometí ahora me sirven como aprendizaje para acompañar a otros emprendedores.

Sin duda, si algo me cambió la vida fueron los tres meses que pasé en un centro protegido para mujeres de violencia de género dónde toqué fondo para conectar con mi esencia y sanar mis heridas. Las claves que aprendí me permiten hoy ayudar a otras mujeres que quieran salir de su infierno, aumentar su autoestima y lograr la vida de sus sueños.

Ahora acompaño a mujeres valientes como yo enseñándolas a desbloquear su poder femenino, gestionando sus emociones, eliminando barreras mentales, trabajando los miedos, las creencias limitantes y cambiando hábitos… embelleciéndolas por dentro y por fuera.

Desde hace unos años me diagnosticaron Endometriosis, una enfermedad crónica complicada que afecta a la mujer en edad fértil. Para aportar mi granito de arena, realizo un voluntariado para ayudar a estas mujeres en su gestión emocional de la enfermedad.

coaching belleza mujer

«Gracias a todas estas experiencias y al coaching me he convertido en la mujer que hoy soy, aquella que está en constante crecimiento, que crea su realidad y se ama.«

sheivalores

Te presento a la más bella…

Mi gatita Chloe

 

Inspírate

Estas son algunas de mis hazañas: